EAJ - PNV

Hemen zaude: » Hasiera » Prentsa aretoa » Agiriak

Prentsa aretoa

Agiriak

Argitaratutako azkenak

  • 2014/11/21

    Andoni Ortuzar mugazgaindiko lankidetza adituekin antolatu duen topaketan

    • Mota: Hitzaldia
    • Formatoa: DOC

    Atutxa Jauna, Alkate jauna, lagunok, egun on.
    Eskerrak benetan etorri zarete guztioi eta, bereziki, kanpotik etorritakoei nire esker onak.

    Igualmente quisiera transmitir mi agradecimiento y mi bienvenida a los representantes del Instituto Europeo de Demócratas y a los de la Fundación Sabino Arana por el esfuerzo de organización de esta jornada de trabajo.
    Una jornada que hace posible que hoy nos encontremos aquí personas de diferentes orígenes y países. Y, pese a ello, subrayo que a todos nosotros nos une la convicción, nos asocia la ilusión por una Europa integrada y por una cooperación territorial reforzada que contribuya a la consecución de ese objetivo.

    Une latzak bizi ditugu orain, benetan konplexuak. Ziurgabetasuna nagusi da panorama ekonomikoan, sozialean eta politikoan.  gure esparru politikoetan eta Europar Batasunean.
    Batasunak ez du oraindik atzeraldi ekonomikotik irtetea lortu. Beren gizarte eredua, auzitan dago une honetan. Hiritarrek konponbideak eskatzen dituzte, eta errudunak bilatzen dituzte. Europar Batasunera zuzentzen dituzte beren haserreak. Argi eta garbi ikusi dugu hori azken europar hauteskundeetan, populistek eta eurofoboek hartu duten indarrarekin. Baina lanari ekiteko ordua dugu. Suspertze ekonomikorako ordua da, berrabiatzeko unea, eraberritze politikorako garaia. Europar hiritarrok, Europan gure egitasmo propioa ikusten dugunean, Europa behetik sentitzen dugunean, orduan bakarrik baliatu ahalko ditugu denonak diren erakundeak; gaur egun, zuzen zuzenean hiritarren urruntzea sufritzen duten erakundeak.

    Europar Batzordeak hazkunde eta enplegu planak bultzatu nahi ditu. Hirurehun mila milioi euroko kopurua jarri nahi du, parte hartze pribatu eta publikoaren bidez, eta ardatz gisa egituratuko diren inbertsioak eginik. Konfiantza izan behar dugu eta lanari ekin behar diogu, aurrerapen eta neurri horiek guztiak, epe laburrean gauzatu daitezen. Horra hor gure konpromiso politikoa: Europar Batasunaren eraberritze eta indartzeari laguntzea.

    Además de adoptar medidas que fomenten la reactivación económica y la renovación política, la Unión necesita el impulso de una política de cooperación territorial europea decidida. Una política que contribuya a fortalecer la necesaria cohesión económica y social. Las fronteras constituyen, aún hoy, uno de los mayores anacronismos en el interior de la UE. Uno de los obstáculos más importantes para el desarrollo y crecimiento, para la conformación de una auténtica sociedad europea y para la mejora y sostenibilidad de la calidad de vida de los ciudadanos
    que habitan estas áreas geográficas. Un obstáculo que alcanza su expresión más absurda y dolorosa cuando se coloca, como ocurre en el caso vasco, en el seno de un mismo pueblo. El proceso integrador europeo es incompatible con el hecho fronterizo y con la separación e incomunicación de sus pueblos y territorios.

    Los Estados francés y español atraviesan también momentos de incertidumbre tanto por su delicada situación económica-financiera como por las reformas territoriales que, más o menos explícitamente, se aprecian en un horizonte cercano. Pero sea cual sea el resultado de estas mutaciones, la realidad fronteriza seguirá exigiendo políticas que den soluciones a las demandas ciudadanas en ámbitos como la movilidad, el medio ambiente, la sostenibilidad, la cooperación económica, la cultura, las lenguas, la interconexión de los servicios públicos…

    Son innumerables las tareas que debemos afrontar. Cierto. Pero entre ellas figura, sin duda, la definición del papel que el área geográfica a un lado y al otro del Bidasoa está llamada a desempeñar en la fachada atlántica. Las posibilidades que el desarrollo de las energías marinas nos presenta; las necesidades de un nuevo modelo de transportes basado en la multimodalidad,
    y en el que la concreción de la conexión ferroviaria adquiere carácter de urgente; las posibilidades de colaboración en la creación de empleo; la necesidad de poner en valor el área atlántica frente a otros centros de atracción en Europa; o la interconexión energética son también algunos de los retos que una adecuada política transfronteriza debiera contribuir a conseguir.

    En esta muga existen múltiples actores de la cooperación transfronteriza, desde la Eurorregión Aquitania-Euskadi hasta la Conferencia Atlántico Transpirenaica, pasando por el Consorcio Bidasoa-Txingudi o la Eurociudad, así como otros agentes y actores. Todos buscan mejorar la calidad de vida de los ciudadanos de la muga, pero las competencias y características de unos y de otros son diferentes. Sobre la base de esa heterogeneidad debemos buscar la complementariedad entre unos y otros. 

    Europar Batasunak mugaz gaindiko lankidetza politikak integratu behar ditu. Etorkizunera begira egin beharko duen lanaren ildo nagusienetakoa delako. Historiaren orbanak sendatu behar dira,
    mugak desagertzeko dinamikari laguntzea da gakoa; eta, horrek ere, logikoa denez, europar integrazio prozesua bizkortzen laguntzen duelako. Eta, aldi berean, gurea moduko nazio batean, euskal nazioan, kultura, gizartea eta ekonomiaren integrazioari laguntzen dio,  Estatuetako mugek iraganean eraiki dituzten banaketa eta inkomunikazio harresiak apurtuz.
    Aldi berean, euskara lurraldeak babestuko dituen Euro-erregioak ere zalantzarik gabe lagunduko du zilegiak bezain zentzuzkoak diren helburuak lortzen.

    En efecto, abogamos por una Eurorregión que dé cobijo a todos los territorios del euskera; que fomente la cooperación entre nuestros pueblos y nuestras diferentes realidades administrativas a uno y otro lado de los Pirineos. Una Eurorregión, en definitiva, que cultive y desarrolle el enorme potencial económico, cultural o turístico de los territorios del euskera, de modo que se erija en bisagra para todo el Eje Atlántico, desde el Finisterre gallego hasta el Finistére bretón, y más al Norte aún. Para conseguirlo, también los vascos tenemos, como he dicho, tareas por hacer.
    Posiblemente, los vascos de Hegoalde tenemos que mirar más al Norte y menos a Madrid; y, viceversa, los vascos de Iparralde deben mirar más al Sur y menos a París. Con ilusión y entusiasmo; desde el trabajo y la responsabilidad. Nuestro futuro común lo requiere. Eskerrik asko!

  • 2014/11/21

    Andoni Ortuzarri elkarrizketa El Paísen

    • Mota: Elkarrizketak
    • Komunikabidea: El Pais
    • Formatoa: PDF
  • 2014/11/19

    Hondarribian mintegia (Deialdia)

    • Mota: Archivo
    • Formatoa: PDF
85 orrialdetik 1.a

Agiri gehiago

Hemeroteka

nondik  noiz arte
  • Hitzarmena
  • Alderdi Berriak
  • Archivo
  • Artículo de opinión
  • Artículos de opinión
  • Audio
  • Kartela
  • Kurrikulumak
  • Debateak
  • Adierazpena
  • Declaraciones institucionales
  • Emakumeen aurkako indarkeriaren kontrako eguna
  • Mintzaldia
  • Discurso de Iñigo Urkulu
  • Dokumentoak
  • EBBren agiriak
  • Dosierra
  • Elkarrizketak
  • Autonomi Estatutua
  • Estatutuak
  • Liburuxka
  • Txostena
  • Ekimenak
  • Interpelazioa.
  • Hitzaldia
  • Jardunaldiak
  • Manifestua
  • Prentsa oharra
  • Iritzia
  • Hainbat agiri
  • Plana
  • Txostenak
  • Egitasmo Politikoa
  • Egitarauak
  • Hitzaurrea
  • Propuestas
  • Aldizkaria
  • Tmp
  • V Batzar Nagusia
  • VI Batzar Nagusia
  • Bideoak

Praktika eredugarriak

Elkarrizketak

2014/11/21

Andoni Ortuzarri elkarrizketa El Paísen Gehiago irakurri

2014/11/16

Juan Mari Aburtori elkarrizketa Deian Gehiago irakurri

2014/11/16

Aitor Estebani elkarrizketa El Mundon Gehiago irakurri

Iritzia

2014/11/18

Zemendia oroimeneanGehiago irakurri

Amaia Espinosa  (Berria)

2014/11/17

Una Ley Municipal para el acuerdoGehiago irakurri

Jokin Bildarraitz  (El Pais)

2014/11/16

EPIDEMIA DE CEGUERA Gehiago irakurri

Koldo Mediavilla  (Deia)

2014/11/16

No hablemos ni de ETA ni de VenezuelaGehiago irakurri

Iñaki Anasagasti  (Deia)

2014/11/08

¡NO CONSULTARÁS!Gehiago irakurri

Xabier Ezeizabarrena  (El Diario Vasco)