EAJ - PNV

Hemen zaude: » Hasiera » Prentsa aretoa » Agiriak

Prentsa aretoa

Agiriak

Argitaratutako azkenak

  • 2014/08/04

    Entrevista a Joseba Egibar en Deia

    • Mota: Elkarrizketak
    • Komunikabidea: Deia
    • Formatoa: PDF
  • 2014/07/31

    Inazio Deuna eguna (Andoni Ortuzar)

    • Mota: Hitzaldia

    Eguerdi on!

    Eskerrik asko guztioi!

    Eskerrik asko. Baina, gauza guztien gainetik, gure esker ona gizon bati adierazi nahi diogu: Sabino Aranari. Esker mila, gaurko egun batez, Euzko Alderdi Jeltzalea fundatu zenuelako. Ehun eta hemeretzi urte igaro dira. Eta, zergatik hori? Ondo eginiko gauzek betirako direlako. Kalitatezko gauzak dira horiek! Eta orain arte ibilitako ehun eta hemeretzi urte hauek erakusten dute gauzak ondo egiten dakigula. Ondo baino hobeto!

    Estos 119 años avalan nuestra calidad como partido al servicio de Euskadi. Y demuestran que Sabino acertó aquel día. ¿Qué sería Euskadi hoy sin el PNV? ¿Existiría hoy esta Euskadi? Mi respuesta es no. El compromiso del Partido Nacionalista Vasco ha sido imprescindible en la historia reciente de este país. Hablar de país es, en gran medida, hablar del Partido. Y hablar del Partido es hablar del país.

    No se trata de sacar pecho, sino de hacer justicia a la historia. Y de hacer justicia también a Sabino Arana. A todos los hombres y mujeres que han continuado su camino, el camino que nos ha traído a esta Euskadi moderna y próspera. Era y es el camino. Un camino amplio, libre, para todos: el camino del PNV. Lo digo sin un ápice de arrogancia y tampoco pretendo patrimonializar el sentimiento nacional vasco. Al contrario, lo remarco como un acicate, como un plus de responsabilidad, de nuestro deber ante la sociedad vasca.

    Dicen que los malos momentos descubren a las buenas personas. Los malos momentos también descubren a los grandes partidos. El PNV siempre ha estado al servicio del país. Baina batez ere momentu txarretan. Orduan bai egon behar dela. Egoera latzean sortu ginen, nazio emergentzia egoeran. Gure herri kontzientzia arriskuan zegoenean. Sabinok Alderdia fundatu zuen, ikurrina eman zigun. Nazio honen sinboloa eman zigun, eta oraindik egiten ari garen lana hasi zuen. Lan handi eta etengabea gure aberriaren alde, hemen bizi eta lan egiten dugun pertsona guztien alde. Euskadi da gure helburua, Euskadi da gure ardura nagusia. Baina gehiago arduratzen gara herri honi bizia ematen dioten pertsonez. Beren etorkizunaz arduratzen gara. Horregatik egongo gara une gogorretan ere aurpegia ematen. Lehen, orain eta beti.

    Sabino ere egon zen, herri gisa arriskutan egon ginenean. Alderdia ere egon zen, Gudan herri hau antolatzen eta defendatzen egon zenean. Erbeste gogorra eta diktadura garaian herri hau gidatzen jakin zuenean. Edo, lehen hauteskunde haietan herriak Euskadiko trantsizioaren gidaritza eman zionean. Hemen egon da Alderdia ere, ETAk gure historian orrialde beltz hura idatzi zuen aldian. Eta, hemen gaude orain, krisialdi honetatik irten behar dugun momentuan.

    El PNV ha sido el mejor aliado de este país en los momentos difíciles: cuando Sabino rescató nuestra conciencia nacional, en la Guerra Civil, en el exilio, en la dictadura, en la transición y en esta dura crisis económica. Y lo ha sido porque los vascos y vascas así lo han querido. Porque la sociedad ve en nosotros honradez, honestidad y trabajo para buscar el bien común. Porque no estamos aquí para ganar fortunas ni para esconderlas. Esta decencia política nos ha permitido alcanzar los 119 años sanos y fuertes. Y esta decencia tenemos que preservarla impoluta como hasta ahora. Podemos estar orgullosos de lo que hemos hecho. Podemos mirar atrás con satisfacción. Y, sobre todo, dejamos a las jóvenes generaciones de abertzales un legado limpio. Podemos decir bien alto y claro que somos militantes del Partido Nacionalista Vasco. Y que somos discípulos de Sabino Arana.

    En 119 años nunca nos hemos escondido. Un pasado y un presente que nos abren las puertas a un futuro mejor. El PNV ofrece su compromiso histórico con el progreso de este país como garantía para abrir un nuevo tiempo. Un nuevo tiempo en lo económico, en lo social y en lo político. Un nuevo tiempo a diseñar entre todos, sin ausencias y sin vetos. Con voluntad y diálogo. Un nuevo tiempo que urge.

    En lo económico estamos entrando en un nuevo tiempo. Un tiempo mejor. No hace sol, pero ha dejado de llover. Estamos en un cambio de tendencia cada vez más claro. Esto no lo decimos nosotros, que también, sino que hablan los datos. Llevamos dos trimestres seguidos de crecimiento. Nuestras exportaciones también crecen. Crece la recaudación. Crece el consumo. El crédito fluye y se crean empresas. Las previsiones económicas se corrigen al alza. Y los 5.000 puestos de trabajo previstos para este año serán unos 10.000. Necesitamos más, pero llegarán.

    Por fin empezamos a hablar de la economía en positivo. Estamos más cerca de la salida. Y subrayo esto: estamos más cerca, pero todavía no hemos salido. Así que a seguir trabajando. A seguir haciendo las cosas bien. A seguir haciéndolas como las hacen el lehendakari Urkullu y su Gobierno. Porque la recuperación no llega sola. Aquí hay un plan, una estrategia y trabajo, mucho trabajo. Aquí hay nivel. Hay responsabilidad.

    Lehendakari, sailburus, eskerrik asko!!! Por vuestras ideas. Por vuestro trabajo. Y por vuestro compromiso. Tenemos un Gobierno a la altura de las circunstancias. Y esto es algo que no podíamos decir hace unos años. Hoy sí.

    Horra hor Urkullu lehendakariaren Gobernua! Ardura eta ganoraz gobernatzen duena. Erabakiak hartzen dituena. Etorkizunerako apustuei eusten diena. Egoerari buelta emango dion gobernua. Bien bitartean, une garrantzitsu honetan, zertan ari da oposizioa? PSE, PP eta Bildu gehiago arduratzen dira Euzko Alderdi Jeltzalea kaltetzeaz, euskal hiritarren egoera hobetzeaz baino. Lagundu beharrean, oztopoak jartzen dituzte. Baina, oztopo horiek gizarteari jartzen dizkiote, ez Jaurlaritzari edo Euzko Alderdi Jeltzaleari.

    Ez dira alternatiba. Hasierako lau hautagaietatik Urkulluk baino ez du euskal politikagintzan jarraitzen. Zergatik izango ote da? Euskal gizarteak azalpen bat merezi du. Argi dago gure konpromisoa eta besteena guztiz ezberdina dela. Baina, gauza bat izan dezatela argi eta garbi: herri honek aurrera egingo du, eurekin edo eurek gabe.

    Tenemos un lehendakari y un Ejecutivo que cumplen su trabajo: solucionar problemas, no crearlos. Esto es la política. Esto es lo que los ciudadanos piden. Lo que los ciudadanos rechazan, lo que no es política, es lo que desgraciadamente hace la oposición. Se han atornillado las gafas de cerca y no ven de lejos. Quieren desgastar al Gobierno, a un Gobierno legítimo, y desgastan al país. Desgastan la esperanza de los ciudadanos. La oposición está entorpeciendo la recuperación. No tiene altura de miras. No mira por Euskadi. No mira por los vascos y las vascas. Solo quiere desgastar al Gobierno. ¿Por qué quieren desgastar a un Gobierno con ideas, con iniciativa y, sobre todo, con resultados? ¿Por qué quieren ir a peor ahora que vamos a mejor? Si, además, no tienen alternativa. Ninguno de los partidos de la oposición ofrece una alternativa a este país.

    Los extremos se unen para intentar tumbar las políticas del Gobierno. Pero son incapaces de hacer nada en positivo. Bildu, PSE y PP unen sus votos en el Parlamento un día sí y otro también. Quieren obstaculizar la acción del Gobierno pero son incapaces de hablar de paz y convivencia. Incapaces de juntarse en la Ponencia de Paz. Pido a la oposición que reflexione sobre su proceder. Y que lo haga pensando en el País, pero también en ellos mismos.

    ¿O no es para reflexionar que de los cuatro candidatos que se presentaron a Lehendakari solo Iñigo Urkullu siga en la brecha de la política vasca? ¿No es para pensar que en tan solo dos años de legislatura tres de esos candidatos hayan abandonado o vayan a abandonar la escena política vasca?

    Estamos en un momento trascendental. Vamos por el buen camino. Pero la recuperación exige el compromiso de todos. Y hablo de un compromiso con el país, con las personas, no con el PNV. Vuelvo a tender la mano a todos los partidos para diseñar ese futuro mejor. Es el momento. No podemos llegar tarde a este tren. El futuro de las próximas generaciones está en juego. Pido responsabilidad y ofrezco diálogo y trabajo compartido. Por Euskadi, por el futuro de todos. Ya vale de zancadillas al Gobierno, de zancadillas al país. Vamos a salir sí o sí. Con o sin algunos partidos; con o sin algunos sindicatos. Eso sí, si colaboramos todos saldremos antes y mejor. Así que cada uno sabrá qué hace. Y los ciudadanos también sabrán qué hacemos cada uno.

    Tenemos que seguir en la brecha. Somos un ejemplo de cohesión y solidaridad en Europa. Nadie hace política social más progresista que la que hacemos en Euskadi. Frente a los progres de boquilla, las políticas reales del PNV. Las políticas que no dejan atrás a nadie. Políticas para las personas. Para su dignidad. Porque sin solidaridad no seríamos el PNV. Y tampoco seríamos el PNV si renunciáramos a nuestra patria. Nunca. Os doy mi palabra. Y ya sabéis que para un vasco nada hay más sagrado que su palabra. Euskadi es la patria de los vascos y Euskadi seguirá siendo la patria de los vascos. De todos los vascos. Una patria que no busca fronteras, que busca el entendimiento, que tiene a Europa como referente y al bienestar de sus ciudadanos como obligación. Esa es la patria que quiere el PNV. Esa es la Euskadi que quieren los vascos: un país moderno, abierto, solidario y construido entre todos.

    Tenemos derecho a un futuro mejor. Tenemos derecho a decidir qué queremos ser. Tenemos derecho a intentarlo. A lo que no hay derecho es a obviar la voluntad de las personas, a someter la democracia en pleno siglo XXI. Todavía hoy, algunos siguen mirando para otro lado. Siguen haciendo oídos sordos a este pueblo. Me refiero a Rajoy y a ETA.

    Euskal hiritarrei entzun behar diote. Euskaldunok egoera argi eta garbi ikusten dugu. Etorkizun hobea nahi dugu. Eta etorkizun hobe horretara iristeko, Euskadik estatus politiko berria behar du. Rajoy-rekin gai guztiez hitz egiteko prest gaude. Eta, era berean, ETAren orrialde beltz hura atzean utzi beharra dago. Behin betiko. Armagabetzea eta egindako kaltearen onarpena egitear dago. Horretaz ere hitz egin behar da eta horretarako ere hitz egiteko prest gaude. Baina, ez batak ez besteek ere ez dezatela itxaron arazoa handiagoa izan arte. Euskal gizarteak ez du mesprezu gehiago merezi. Bakean bizi nahi dugu, denontzako etorkizun hobea eraiki nahi dugu, solidarioa izan nahi dugu, eta aldi honek dakartzan aukera berriak aprobetxatu nahi ditugu. Inposizioa eta bortxakeria iraganeko kontuak dira. Etorkizuna da elkarrizketa eta akordioa. Demokrazia da etorkizuna.

    Señor Rajoy, escuche a los ciudadanos. Haga su trabajo. Sentémonos a definir un nuevo estatus jurídico y político acorde a este tiempo. Acorde a lo que la mayoría de este pueblo quiere. Sentémonos de una vez a solucionar los problemas, a buscar un futuro mejor para todos. Y hagámoslo cuanto antes. Meter los problemas debajo de esa pesada manta que es su mayoría absoluta no es solucionarlos. Y lo sabe. No se haga trampa, no nos haga trampa. Esté a la altura en los momentos difíciles.

    Y lo mismo le digo a ETA: que escuche a los vascos y vascas. Que no alargue más un proceso que la ciudadanía ya ha dado por superado. Entreguen las armas, reconozcan el daño causado, y vayan a su sitio, a los libros de historia. Hagan, por una vez, algo útil para este país. Háganlo y estén seguros de que el PNV estará ahí para ayudar a superar las consecuencias de tantos años de confrontación.

    Eskerrik asko!

  • 2014/07/25

    ¿Hacia una nueva cultura del agua?

    • Mota: Iritzia
    • Komunikabidea: El Diario Vasco

    Como es sabido, el agua es el recurso natural de mayor importancia para la subsistencia humana. Tanto o más para el desarrollo de actividades agrícolas, industriales, artesanales, deportivas, culturales o de ocio.

    Sin embargo, buena parte del planeta no goza del acceso a los recursos hídricos o no lo hace en condiciones de salubridad. En muchos lugares, comunidades enteras carecen de acceso al agua. La tendencia de este problema es la de agravarse por influjo del cambio climático. En otros lugares el problema es diferente. Hay agua abundante y de calidad, pero resulta complejo y caro poner el agua a disposición de las personas. El agua está ahí… puedes disponer de ella libremente, pero el problema es llevarla a su destino, gestionarla sin pérdidas, hacerla llegar a cada persona en condiciones de igualdad y equidad.

     

    Es imposible garantizar el derecho a la vida de las personas, el derecho a su dignidad, si no somos  capaces de garantizar el acceso al agua de millones de personas que no gozan de tal posibilidad. Esto implicaría la asunción del derecho al agua como un derecho fundamental en el plano teórico formal, cuyo cumplimiento en la práctica presenta dificultades tanto en el plano interno como en el contexto internacional. Si vinculamos la protección de este derecho con el derecho a la vida o a la dignidad de las personas, nos encontraríamos ante un derecho humano de primera generación y susceptible de cumplimiento ante cualquier administración y/o jurisdicción. En todo caso, esta construcción teórica difícilmente puede cumplirse en buena parte del mundo si no acompañamos a este discurso teórico de las actuaciones políticas prácticas, de las infraestructuras, incluso del régimen jurídico, para que esa declaración de objetivos pueda ser una realidad jurídica garantizada por los derechos humanos de forma eficaz.

     

    Es imprescindible que la garantía del derecho al agua se realice desde una perspectiva integral, en el sentido de considerar el recurso no sólo como un elemento de la biosfera si no, también, como un recurso transversal y vivo que va a condicionar gran parte de las decisiones públicas de una sociedad y su futuro.

     

    Se trata de un reto no exento de dificultades técnicas y políticas. Algunas derivan de la propia naturaleza de las reservas de aguas en el mundo y su vinculación, por ejemplo, con el fenómeno del cambio climático. Según los datos de la ONU-PNUMA, casi el 70% de la distribución del agua dulce del planeta se ubica en glaciares y nieve permanente mientras un 0,3% se encuentra en lagos y ríos, de modo que esta pequeña porción es la única renovable. Casi el 30% de las reservas de agua del planeta se corresponden con las aguas subterráneas.

     

    La configuración del consumo de agua en el planeta ha sido abordada por la UNESCO con datos que nos alejan de la configuración del acceso al agua como un derecho en condiciones de igualdad y equidad. Según estas estimaciones, un niño occidental consume de 30 a 50 veces más agua que un niño de un país en desarrollo. De hecho, la ONU estima en 1000 millones las personas que no tienen acceso a agua potable, mientras unos 2500 millones de personas carecen de servicios básicos de saneamiento.

     

    El acceso al agua, el cambio climático y la pobreza son tres elementos relacionados. Sus impactos y variables de conexión son y serán constantes en el futuro. Problemas económicos, sociales y ambientales que bien podrían encontrar acomodo mediante una relectura de la demanda y el gasto en agua embotellada, por poner un ejemplo. Nada menos que unos 50.000 millones de dólares anuales es nuestro gasto en agua embotellada. Agua que, en algunas ocasiones y lugares, abonamos a precios superiores a los de cualquier refresco, mientras podemos observar fuentes todavía sin cerrar en cualquier parque público de nuestras ciudades y pueblos.

     

    Mientras, lugares como el río Amarillo en China manifiestan otros aspectos físicos de la lacra del agua en el mundo. En la actualidad, su cuenca está seca durante buena parte del año. En 1997 sus aguas no llegaron al mar durante 226 días. Otros ejemplos en diferentes lugares de pérdida o reducción de cauces se encuentran en lugares como el Nilo, el río Indu en Pakistán, el río Murray en Australia o el riesgo medio de desertificación de la península ibérica que asola a un 75% del territorio peninsular según la UNESCO.

     

    Con todos estos datos, la Asamblea General de Naciones Unidas ha llegado a reconocer el derecho al agua potable y al saneamiento como derecho humano esencial para el pleno disfrute de la vida y de los restantes Derechos Humanos en una Resolución de 28 de julio de 2010. Por tanto, estamos ante un derecho plenamente reconocido por la comunidad internacional. Sin embargo, su carácter vinculante y la tutela administrativa y judicial es algo que se encuentra pendiente tanto en el ámbito interno como en el plano internacional. Observamos, en suma, obligaciones jurídicas sobre el papel. Algo diferente es hacerlas reales en la práctica.

     

74 orrialdetik 1.a

Agiri gehiago

Hemeroteka

nondik  noiz arte
  • Hitzarmena
  • Alderdi Berriak
  • Artículo de opinión
  • Artículos de opinión
  • Audio
  • Kartela
  • Kurrikulumak
  • Debateak
  • Declaraciones institucionales
  • Emakumeen aurkako indarkeriaren kontrako eguna
  • Mintzaldia
  • Discurso de Iñigo Urkulu
  • Dokumentoak
  • EBBren agiriak
  • Dosierra
  • Elkarrizketak
  • Autonomi Estatutua
  • Estatutuak
  • Liburuxka
  • Txostena
  • Ekimenak
  • Interpelazioa.
  • Hitzaldia
  • Jardunaldiak
  • Manifestua
  • Prentsa oharra
  • Iritzia
  • Hainbat agiri
  • Plana
  • Txostenak
  • Egitasmo Politikoa
  • Egitarauak
  • Hitzaurrea
  • Propuestas
  • Aldizkaria
  • Tmp
  • V Batzar Nagusia
  • VI Batzar Nagusia
  • Bideoak

Praktika eredugarriak

Elkarrizketak

2014/06/09

Andoni Ortuzar (El Diario Vasco)Gehiago irakurri

Andoni Ortuzar  (El Diario Vasco)

Iritzia

2014/07/25

¿Hacia una nueva cultura del agua? Gehiago irakurri

Xabier Ezeizabarrena  (El Diario Vasco)